Carlos Rymer

Sustainability, Life, and More…

Archive for the tag “economia”

La Empresa Sostenible

Debido a la crisis socio-ambiental en que el mundo vive – desde el cambio climático a la perdida de ecosistemas a la deterioración social en comunidades marginadas – ha surgido presión pública demandando responsabilidad de parte del sector privado. Tal presión ha surgido por las centenas de casos de parte de empresas multinacionales donde se ha abusado del medio ambiente, la fabrica social de los trabajadores, y comunidades marginadas simplemente por el lucro al corto plazo. Ejemplos típicamente apuntan a las malas condiciones en las cuales trabajan los pobres en muchos países para multinacionales, la destrucción de ecosistemas vitales para la existencia de servicios ecológicos, y la negligencia de las comunidades marginadas en las cuales muchas empresas operan.

Como resultado de tal presión, en los últimos años muchas empresas han enfrentado la realidad de pérdidas económicas por falta de responsabilidad socio-ambiental, ya sea porque los consumidores se concientizan y dejan de comprar productos de tales empresas o porque tales empresas han chocado con la perdida extrema de los recursos naturales de los cuales dependían. Al chocar con tales realidades, han entendido que la única vía hacia un futuro prospero es mediante la sostenibilidad empresarial, también denominada como responsabilidad social corporativa.

Simplemente, la empresa sostenible es aquella que valora los tres aspectos pilares de la sociedad – ambiental, económico, y social – de forma balanceada. Tal empresa tiene como estrategia minimizar su impacto al medio ambiente, contribuir lo más posible en las comunidades en las que opera, y asegurar el buen trato y la felicidad de sus trabajadores. Además de tal estrategia, tiene un enfoque en la innovación, el servicio comunitario, el mejoramiento continuo, y la prosperidad de la empresa en el largo plazo. No es suficiente simplemente hacer uno o dos proyectos para crear una imagen de responsabilidad. Es necesario tener una cultura interna que en realidad construya el sentido de que la empresa debe cambiar continuamente como parte de su estrategia de minimizar impactos mientras se mantienen beneficios económicos satisfactorios.

La empresa sostenible normalmente tiene un plan estratégico que categoriza su labor en cada una de las áreas fundamentales – ambiental, económica, y social. En el área ambiental, no tan solo trata de minimizar su impacto mediante la reducción de desperdicios y contaminación, el uso de tecnologías y productos sostenibles, y la concientización de los trabajadores, sino que también busca la sostenibilidad en las comunidades donde opera. En el área económica, trata de incrementar la producción vía la innovación, creando productos y servicios con impactos mínimos y con mayor enfoque en la calidad de vida de los consumidores. Y en el área social, invierte en sus propios trabajadores y en el desarrollo humano de las comunidades en las que opera.

La tendencia a nivel global para las empresas es clara. Las empresas que se están reformando están cada vez más segura de su futuro porque tienen una base de consumidores y clientes fieles, además de ser cada vez más competitivas. El comportamiento en el área socio-ambiental de cada empresa ya es un gran factor determinante para el público. En el futuro, habrá más oportunidades para la empresa sostenible que para la empresa que siga operando irresponsablemente. Aunque también falte mucho que hacer a nivel de políticas públicas, el sector privado tiene un gran papel que desempeñar para asegurar un futuro prospero y sostenible para la sociedad.

Advertisements

La Economia Real

pibDesde el 1987, cuando se publico el reporte “Nuestro Futuro Comun” por la Comision Mundial de Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas, el termino “desarrollo sostenible” ha ido tomando una posicion central en discusiones sobre el futuro de la sociedad humana. Segun el reporte, el desarrollo sostenible es “desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.” Se trata de optimizar el desarrollo socioeconomico y el uso y manejo de los servicios ecologicos a un nivel adecuado para incrementar la calidad de vida de los humanos por un tiempo indeterminado. Por esta razon (la optimizacion de los tres pilares: ambiente, economia, y sociedad), ha sido dificil convencer a los que ven el desarrollo economico y los que ven la preservacion ambiental como prioridad a comprometerse para la optimizacion de desarrollo humano. En general, el tema de la “economia” ha dominado todas las acciones en las ultimas decadas, referiendose al incremento del producto interno bruto como es calculado hoy.

Las teorias economicas surgieron a causa de la depresion mundial que se vio en los 1930s. En los Estados Unidos, se vio la necesidad de tomar medidas para sostener la estabilidad de la economia y prevenir otra depresion en el futuro. En pocas palabras, el mundo aprendio a manejar lo que hoy llamamos la “economia” con cifras medidas directamente de las actividades economicas. Desde entonces, la prioridad ha sido incrementar el producto interno bruto, la cifra que representa la produccion total de bienes y servicios finales en una area definida en un año. En decadas recientes, se ha clarificado que esto no indica especificamente la calidad de vida de la poblacion en general, y por lo tanto gobiernos han tomado politicas que reflejen las cosas que el producto interno bruto no puede medir, tal como la salud personal, la recreacion, el valor de la familia, la proteccion ambiental, entre otras.

Pero en las ultimas dos decadas, se ha venido desarrollando un mejor conocimiento sobre “externalidades,” costos producidos en la economia que no son refejados en el mercado pero que si tienen un precio en la calidad de vida de los humanos. Tipicamente, estas pueden incluir la contaminacion del aire y el agua, la congestion urbana, efectos a la salud humana, modelos de desarrollo que producen desigualdad economica, entre otras. Esto nos ha llevado a concluir que en realidad la economia humana esta basada en gran parte en contribuciones sociales y ambientales que no son reflajadas por los mercados. Entonces la meta, en algunos casos, ha sido incluir estas “externalidades” en los mercados por medios fiscales, tipicamente impuestos o restricciones directas por parte de los gobiernos. Por ejemplo, para reducir el “smog” urbano en las grandes ciudades de los Estados Unidos y Europa, los gobiernos instituyeron programas para limitar las emisiones de dioxido sulfuro, efectivamente imponiendo un precio a esa externalidad que fue pagada por el sector privado y el publico.

De esta manera, la “economia” basada solamente en el producto interno bruto y en mercados sin “externalidades” no es real. Las “externalidades” se quedan afuera del mercado pero son pagadas directamente por el publico en una reduccion de la calidad de vida con problemas que incluyen la salud (la depresion, la obesidad, problemas respiratorios), el transporte (la congestion, los efectos del desplazamiento urbano), el acceso a recursos, y muchas otras. Uno de los mejores ejemplos es el dioxido carbono, el principal gas de efecto invernadero que esta causando el cambio climatico. El cambio climatico ya esta teniendo efectos que cuestan a nuestras calidad de vida y cuyos costos incrementaran en el futuro.

La economia real entonces es una en la cual todo lo que tiene valor, incluyendo lo social y lo ambiental, es parte de los mercados. El sector privado en realidad no tiene el potencial de incorporar las “externalidades” por la realidad de la competicion. Pero en el caso de incluir “externalidades” en los mercados, los gobiernos tienen la responsabilidad y el poder para hacerlo, mediante politicas fiscales y requerimientos, de forma que mejore la igualdad economica. Se ha estimado que los servicios ecologicos tienen un valor global de US$33 trillones anual. Aunque no se ha estimado el valor del capital social de la sociedad, se puede establecer que es una gran suma por el valor que la sociedad le pone a los valores sociales. De esta forma, la economia real es una basada en el mercado que existe hoy mas las “externalidades” que los gobiernos deberian incorporar en el mercado por medio de impuestos o requerimientos. No es necesario, como algunos dicen, tener un valor especifico para los servicios ecologicos y los valores sociales. Solo se requiere un valor minimo que todos puedan estar de acuerdo ya que esto seria mejor que no tener ningun valor que pueda dar incentivos a los mercados.

La incorporacion de “externalidades” en los mercados de forma directa es algo que puede ser politicamente favorable. Aunque la palabra “impuesto” no es bien recibida, la realidad es que impuestos a las “externalidades” negativas podrian reducir la desigualdad. Esto es porque los ingresos pueden ser todos devueltos a las familias con mas necesidades de ayuda fiscal. Tambien pueden ir para incentivar nuevas tecnologias y practicas que sean mas eficientes y que tengan menos “externalidades,” asi como la innovacion empresarial. De esta forma, las personas y entidades con mas recursos economicos podrian pasar tales recursos a las necesidades mas importantes de una sociedad, algo que seria politicamente favorable, especialmente en paises en desarrollo con alta desigualdad economica donde la mayoria de la poblacion quisiera ver tales transferencias de recursos. Esto produciria mejor capital humano y incentivario a todos los sectores productores a innovar y ser mas competitivo que sectores en el exterior. Esto se ha visto, por ejemplo, en Alemania, el pais lider en tecnologia solar y eolica por los incentivos fiscales que el gobierno ha ofrecido.

La economia real no es imposible lograr. Politicamente, se puede usar la inclusion de “externalidades” para promover la innovacion y distribuir recursos para hacer una sociedad con menos desigualdad economica. Para medir la economia real, ya existen indicadores como el “verdadero indicador de progreso” (VIP) y el “indice de bienestar economico sostenible” (IBES), los cuales ya estan en uso en algunas regiones. Estos indicadores incluyen, ademas del producto interno bruto, los servicios ecologicos, trabajos voluntarios, tiempo libre para el ocio, el tiempo con la familia, la salud, y otros indicadores de la calidad de vida humana. La economia real no es una idea que require verificar su factibilidad para ser aplicada a la sociedad. La realidad es que el desarrollo sostenible requiere del entendimiento de la economia real y de la aplicacion de sus principos para incluir “externalidades.” Es la unica forma que podremos salir con exito de los enfrentamientos el siglo 21.

Post Navigation

%d bloggers like this: